dilluns, 22 de setembre de 2008

Reserva Eduardo Avaroa. Desiertos de Altura (1).



Existen muchas formas de entrar en Bolivia. Nosotros escogimos una que considerábamos alternativa, aunque la realidad es que cuando algo aparece en todas las guías de turismo supuestamente alternativas – llámense Lonely Planet, Rough Guide, Big Foot...- es que estamos ante un itinerario de lo más convencional. Así lo pudimos comprobar al llegar a la frontera entre Chile y Bolivia, donde nos encontramos con 20 Jeeps repletos de turistas en busca de cierta aventura. ¡Y resulta que estamos en temporada baja!

Esta frontera, situada a 4.400 metros, esta bajo la atenta mirada de uno de los volcanes míticos del altiplano andino, el Licancabur. Inactivo desde hace siglos, esta mole de casi 7000 metros cuenta en su cráter con un lago formado por aguas pluviales y es venerado por las distintas tribus de la zona. Sin embargo, el Licancabur se ha hecho aún más famoso recientemente. Una expedición lo escaló para intentar hallar restos arqueológicos, esencialmente Incas, pero al mismo tiempo, para romper el récord Guiness de submarinismo en altura, encontrando en el fondo del lago una esfera de cristal perfecta. Cuando el escafandrista quiso sacar ese raro objeto del agua, la esfera se vaporizó provocándole quemaduras en sus manos y brazos. Esta historia, por si sola sorprendente, alcanza el rango de leyenda ya que, según cuentan los atacameños, en una de sus última romerías hacia la cumbre para realizar ofrendas, uno de los suyos pudo sacar del fondo del lago una esfera de cristal perfecta. Esta vez la esfera aceptó permanecer en las manos de su descubridor y en estos momentos se encuentra en casa de algún habitante de San Pedro. Ver para creer.


Impresionados por el aspecto desafiante de este volcán, nos subimos a un Jeep de lo más cutre, junto a nuestros compañeros de aventura para visitar la Reserva Eduardo Avaroa: Tony, un yanki de 30 años muy agradable y con una visión muy amplia de las cosas, en comparación a la de muchos conciudadanos, y que sufre una rara enfermedad en la vista, que no le impide viajar sólo por el mundo; Sam y Sonia, dos simpáticos franceses de la Savoie que acababan de iniciar un periplo de 4 meses por Sudamérica. Junto a ellos, Noel, nuestro guía boliviano, al que llamamos Papá, y del que ya teníamos referencias, aunque no muy buenas, gracias a los comentarios de unos madrileños que habíamos conocido en San Pedro.

Juntos pasamos 3 días increíbles por el altiplano andino. Primero, visitamos un desierto de altura, que no tiene nombre, situado siempre por encima de los 4000 metros y que está constantemente amenizado por lagunas naturales de distintos tonos: blancas, rojas, verdes...y compuestas de agua, ácido, sal. Todo esto rodeado de picos de más de 5.000 y 6.000 metros de altitud, que parecen pintados de múltiples colores y bajo un cielo permanentemente azul, como pocos hemos visto.


Ese día superamos el que es, hasta la fecha, nuestro récord de altura, 5100 metros, ya que Papá (Noel), sin que aún hayamos entendido por qué, nos llevó de visita a una fábrica de ácido bórico. Estuvimos dos horas colgados a esa altitud, la primera de ellas, encerrados en el auto, escuchando a Massive Attack y su excelente Blue Lines. Poco a poco, fuimos cayendo todos por la altura y el calor, en especial Marta, que empezó a sentir los efectos de la Puna. Además, nos habían prohibido bajar del coche puesto que era una zona de seguridad nacional y podía ser mal interpretado, más con un yanki entre nosotros. En ese momento, nos acordamos del 11-M y del caso del ácido bórico y su potencial como explosivo. ¿Sería finalmente cierto?

Finalmente, nos dejaron bajar y comer en la cantina de esa fábrica, por cierto, una comida infecta aunque teníamos hambre. Al salir, Papá nos contó que esa fábrica era de interés nacional después de estar cerrada durante unos meses, dejando sin trabajo e ingreso a más de 500 familias, por culpa de una denuncia de la DEA (Agencia antidrogas de los EEUU) por ser un lugar de procesamiento de cocaína. Según contó, el ácido bórico es una de las sustancias que se usan para fabricar el polvo blanco. Por suerte, la teoría de la conspiración seguía sin tener fundamento, si no ya veíamos a Pedro J. buscando conexiones entre Evo y ZP. En ese momento, también empezamos a entender las complejas relaciones entre Bolivia y los americanos.

Al final del primer día llegamos a laguna colorada, donde pudimos ver la primera colonia de flamencos, aunque de lejos. Esta laguna es de color rojo en función del viento puesto que en ella vive un microorganismo que se enciende como una brasa con la fricción provocada por el aire. Tuvimos la buena suerte, por el efecto, y la mala suerte, por la rasca, de contemplarlo. Nos alojamos en refugio a 4300 metros situado al lado de la laguna. Nos habían avisado que era de lo más básico. Sin calefacción, con camas que tenían piedras lisas por somieres, lavabos desconchados y de lo más sucios y por supuesto sin agua caliente.

La noche se presentaba movida, esperábamos 15º bajo cero y no teníamos sacos de dormir. Por suerte, pudimos alquilar unos, aunque usados 1000 veces y finos como papel de fumar. Allí nos encontramos con otros supuestos aventureros, como Xevi y David, dos catalanes que iban en otro Jeep. Nos unimos, mientras caía el Sol, para intentar soportar juntos el frío cada vez más intenso. Lo conseguimos, pero de la peor forma posible a estas alturas, es decir, bebiendo vino y cerveza. Después de la cena, con algo más que una sonrisa y un poco de dolor de cabeza, nos metimos en la cama, completamente vestidos, gorro y guantes incluidos. Durante esa noche, larga y casi en vela, pudimos comprobar que a más de 4000 metros, cada vez que te mueves en la cama, por efecto de la fricción entre la ropa y las mantas, se generan chispas enormes debido a la electricidad estática. Éramos luciérnagas congeladas.

Continuará................

Fotos:
http://picasaweb.google.es/ankor73/ReservaEduardoAvaroa#

8 comentaris:

microbi ha dit...

GUAU!
m'heu deixat amb la pell de gallina. El que expliqueu sembla increible.
Ara mateix tinc unes ganes de unir-me a vosaltres...!

La mami, es va emocionar quan la vau trucar per felicitar-la!!
Un petó...


aquest diumenge potser (espero) que anire al teatre amb la Núria i l'àvia!
Un peto (again!)

Merce ha dit...

Per si algú llegeix aquest comentari, us vull fer notar que el Joan i la Marta tot i fer un viatge d’enveja troben a faltar el quòrum d’escriptors intrèpids i efusius de quan varen iniciar el viatge.

Els qui som? microbi i una servidora som els únics que els hi diem cosetes en el Blog.

Hola cuques de llum noctàmbules. Per cert quin fàstic el tema sac de dormir, sort que és impossible suar en aquestes condicions. Deu ser acollonant tot aixó.

Em va fer molta il•lusió la vostra trucada.

He pensat que us podria venir a veure a Colòmbia, però després he pensat que Nueva Zelanda o Antípodes potser seria més escaient per poder superar d’una vegada per totes la meva fòbia als artefactes voladors.
Penseu que sempre viatjo amb Spanair doncs tinc un munt de punts “sigh”, de les anades i tornades a Galícia. Encara tinc un viatge gratuït.
Bé un petó per tots dos i a gaudir del magnífic Carib, em sembla que Cartagena de Indias és molt bonic. També podríeu fer la ruta dels volcans d’Equador Cotopaxi...
Fins aviat.
Mercè

Pepa ha dit...

hola , no se que va passar ahir,pero no vaig conseguir que sortir el missatge.avui ho intento de nou,Aquest mati he comprat una guia del peru he llegit l'histori del cuzco que recordaba del meu bcht, espero que us dire que si el dimars prope fins aviat petos

microbi ha dit...

avui he anat amb la Núria i l'avia al teatre
GENIAL!
:)

Pepa ha dit...

els guell ja han deixat s. s. amb una gran pena i tambe agraiment,molts recors de part seva,eran practicamen al passeig amb la porta oberta fins la una omes de la nit .com diu l'Anna la Nuria ijo hem anat a veura dança al tnc,era molt bonic dema intentare comunicar-me amb vosaltres bona nit fins aviat

Xevi ha dit...

Hola Parella!

Sóc el "suposat" aventurer... que ja ha tornat a casa, snif ("lu" nostre només era un viatget de tres setmanetes, snif! snif!... la "depre" postvacances aquest any m'ha agafat fort).

El blog i la descripció està molt i molt bé... gràcies per fer-me reviure aquells dies i aquells paisatges de pel·ícula... i recordar-me el fred que vam arribar passar (... i els efectes de la cervesa).

Per cert, els sacs que us van donar... devien ser molt "xungus", no? perquè jo no recordo pas que el meu fes gúspires jaja.

Ja estic esperant la segona part.

Sort i bon viatge!!!!

Xevi

Salva ha dit...

Salut, Joan i Marta, sóc en Salvador Ràfols i l'enveja és mutua. Mmmm....Perú, un dels llocs que recordo amb més nostàlgia del viatge i on he conegut a la gent que m'ha arribat més. Estic pendent de la última etapa del vostre, fantàstic el paisatge, jo la vaig canviar per la costa atlàntica peruana que la veritat, no val res.
Gracies a aquest blog he descovert el picasa..quin puntaç!!
Jo, tot liquidant el septim mes (tinc la sensació que el temps comença a escapar-se), estic a Rio on fare una parada llarga. Els meus peus han començat a fer brots i demanan a crits fer arrels!!
Fins aviat, un abraç.

salva ha dit...

Jo jo jo !! ..les pacífiques volia dir!!. Les costes altàntiques peruanes, imagineu si valen poc que ni existeixen. Per cert, parlant de pacífiques i vist que ja no esteu a Bolivia i que el meu comentari no farà patir a ningu, esper que la vostre estada allí hagi estat sense incidents. A la TV sensacionalista brasilera sortien uns pajarracos amb uns matxetes de tres pares de cojones!!