divendres, 2 de maig de 2008

Brasil: Fernando Noronha. Nemo.

Anteayer, mientras buceaba por la Praia do Sancho descubrí que mi imagen de silencio había cambiado. Siempre me había parecido que el sumergirme en las aguas del mar era lo más silencioso y relajante que jamas había conocido,........ hasta hoy. No hay silencio en el fondo del mar, si no, todo lo contrario, hay vida, o eso es lo que debería haber en cualquier lugar donde existen seres vivos. Distingues un cric crac de unas burbujas minúsculas de los peces que transitan por tu lado, sin miedo, con naturalidad: tortugas, peces de colores, rayados, pequeños, en grupo o solos, todos viviendo en armonía a tu lado, y, te sientes como Nemo cuando iba hacia el colegio con su padre, descubriendo cosas nuevas como la primera vez......Así descubrí que en toda vida no hay silencio, tampoco ruido, solo el sonido de la vida, en este caso, de la vida del fondo del mar.