dijous, 15 de maig de 2008

Brasil Parte 2: Olinda y Maceió. O el síndrome del turista consumista

A veces, consumimos la vida y sus experiencias de la misma manera que nos tomamos una coca cola, esperando sensaciones placenteras y refrescantes desde el mismo momento que abrimos la botella. Como hijos del consumismo que somos, parece lógico que actuemos así, lo que pasa es que
en muchas ocasiones esta actitud genera no pocas insatisfacciones o peor aún, decidirnos de forma errónea.

Llegamos a Olinda para iniciar nuestro periplo continental en Brasil de noche y después de atravesar en taxi Recife, una ciudad de 4 millones de habitantes, reputada por muchas cosas menos por su belleza. Como casi todas las urbes brasileñas que ya hemos ido conociendo estos últimos días, a primera vista son de todo menos bonitas. Su principal rasgo inicial es su decadencia combinada con un aparente caos que, para ser francos, asusta un poquito a los no iniciados. De hecho, el trayecto del aeropuerto de Recife a nuestro albergue en Olinda, por cierto, bastante en la onda (luego cambiamos), fue de todo menos una carrera motivadora.

En cualquier caso, Olinda, ciudad colonial portuguesa patrimonio de la humanidad, se presentaba sobre el papel una buena escala aunque no una estancia. Así lo interpretamos inicialmente al amparo de la noche. De día, esta pequeña ciudad asentada en una colina que forma una península sobre el Atlántico se mostró fácilmente con sus más de 100 iglesias y capillas barrocas o neoclásicas y la clásica división en Cidade Alta y Baja, así, como los no menos clásicos cinturones de favelas alrededor de ambas divisiones.

Para visitarla nos apoyamos en Alexandre, un guía de 22 años que pertenece a una cooperativa de meninhos da rua que intenta reinsertar en la sociedad a estos chavales aprendiendo algún oficio. En su caso, quería estudiar turismo y para pagarse los estudios hacia de guía destinando parte de los ingresos a la cooperativa (o eso nos contó). Lo mejor de Olinda son sus calles adoquinadas, sus casas coloniales muchas de ellas restauradas y su infinidad de ateliers abiertos al público donde trabajan distintos tipos de artistas: escultores, pintores, artesanos del cuero, marionetistas... cientos de ellos que, a veces, trabajan literalmente en la calle creando sus obras. Pero todo esto rodeado por la clásica sensación de “saudade” o melancolía o añoranza que rodea esta pequeña villa.

De noche, aunque tranquila, tiene un punto de canalla con sus baretos, más que bares son colmados abiertos por la noche, donde sirven cerveza fría en botellas de 600 cl y te las bebes en la calle sentado en los portales de la casas mientras una banda en un balcón ameniza la noche tocando samba. Ahí conocimos a Cisco, lo mejor de Olinda, un cincuentón con el síndrome de Peter Pan y artesano del cuero, un “golfinho” muy divertido con pinta de italiano, que nos abrió su casa y nos dejó probar un material pernambucano fino, fino, que provocó en Joan unas ansias de comer en los puestos callejeros de la zona, probando de todo y más, cosa que al día siguiente le causó una cagalera de la muerte durante más de 3 días.

En medio de todo esto, apareció un funambulista que mediante una cuerda atada a ambos lados de la calle hacia distintas piruetas bajo una fina lluvia. Al acercarse a pedir una limosna después de su demostración, que la merecía, nos vino una fuerte hedor a pedo. Fue entonces cuando Cisco nos explicó que este artista callejero tenía el mote de “el cagao”, nunca mejor dicho. La verdad es que el material pernambucano hizo de esta noche una situación un tanto surrealista.

La lástima es que bajo los efectos del síndrome del turista consumista ya habíamos comprado horas antes los billetes de “omnibus” para Maceió y a la mañana siguiente dejamos atrás Olinda después de pasar otra vez por casa de Cisco (una futura pousada, no Cisco?) para despedirnos.

En Maceió, poco que contar. Íbamos para ver sus playas pero llovió todos los días y además, como se trata de una ciudad anodina con poco que ver (pese a la Lonely Planet), vimos las horas pasar y comiendo “frango” - pollo - con arroz para sanar la cagalera de Joan.

A por Salvador de Bahía! (Link fotos Olinda, de Maceió hay tan pocas que pasamos de lincar aunque están en Picasa: http://picasaweb.google.com/ankor73/Olinda)

8 comentaris:

Pepa ha dit...

H.Be bona nit un fort petoOLA SOC LA MAMA .Acabo de llegir el vostre missatge, es molt interesant, mes que turista consumista per part d'en joan es el sindrome del golafre empedernit,No puc ensortirme de comunicarme amb vosaltres,ho intento cada nit pero es imposible.Dema mirare si l'ANNA M'AJUDA.Las fotos sonmolt bonicas ,llastima que hi passeu tan poc temps a OLINDA.be bona nit un fort peto MMMMM

Pepa ha dit...

Ving de la festa de COSTA LLOBERA 50 ANYS. MOLT Srecors de la Carma minguella, el LLORENS ,l'ALBA EN OMELLA han fet un nou edifici amb una gran sala polivalent,mse amunt un bon camp d'esports,molta gent i tambe de peu dret un bon dinar.Ha plogut i fa un dia rufol no anire ala masia per que tinc mandre, l'unic representan reve era la NURIA amb el JORDI han arrivat al'hora de dinar .Fins aviatpetonMMM

microbi ha dit...

Hola!
A l'avia ja li he explicat com funciona el SKYPE, i el seu IPOD. Esta 100%modernitzada, es una avia per envejar eh!
:)


Veig que per alla tot be, i que aneu fent amics per cada lloc on passeu. Aixó és de les millors coses de viatjar, coneixer a molta gent.
OBRIGADO!
(es diu aixi?, ja m'ensenyareu portugués al tornar!)

Anònim ha dit...

Hola Martona,

sóc la Jarel. Bé, poques novetats, continuo intentant estudiar una mica i acabar la programació, tot i que això de l'ADSL és un perill per la meva concentració. A veure si aquest últim mes abans de començar les opos em tanco a la biblio.

Que guai que conegueu a tanta gent. Llàstima que amb aquest senyor hagueu estat tan poquet perquè a mi m'agradaria haver vist alguna de les coses que feia en pell... és una de les meves assignatures pendents això d'aprendre a treballar la pell...

Jejeje a veure si quan tornes muntes un taller de centre cívic per aprendre a fer cosetes amb pell.

Nenaaaaaaaaaa a veure si t'escric un mail personalitzat i m'enrotllo una mica més!

Un petó fort! Cuideu-vos!

Pepa ha dit...

RES deser l'avia complerta ja tinc problemes amb el b.b.v.a.,suma en cotras de restar ,tu mateig,veig que avui teniu mes escrits bravo,tinc el cap com nu bombo per culpa de la dchosa renta em surt foc per els caixals i fum per les orelles com deia un vilafranqui que va fer un llibre molt divertit que va publicar ton pare a ariel.Avui l'hi he dit al manu que cada dia soc mes vella i tinc el cap a tres quars de quinze comva tot ?quans amis heu fet de nou ? el tema del skpe es molt liat segons lANNA TOT O TINC BE ,Deu es agafi confessats petons fins aviat

Anònim ha dit...

Guaposss!! Soc na Neus, m'encanta seguir la vostra aventura, és com llegir un llibre intrèpid, sembla una mica surrealista el que contau, sobretot a les 8 i 45 del matí a la Fundació amb el meu cafè amb llet!jajajaja!un beso molt fort Marta, m'encanten els teus mails i que seguim tan aprop, disfrutau!MUAKSS!

Pepa ha dit...

FA uns dies que no se' res de vosaltres.Tot va be'? ,per aqui es preparem per la comunio del TRO I JO PEL VATJE A NY, ESTARE UNA SETMANA SENSA COMUNICARME, escriure al leo perque no em truqui ja que si no em troba pateig.molts petons .Esteu encara aBAHIA? OS AGRADA?M.M

Pepa ha dit...

HOLA vaig parlar amb la mare de la Marta esta be, AVIU surt la vostra isla al semanal de la Vanguardia,explica l'hstoria les fotos son macas ,hi ha lamateixa que jo tinc posada al ordenador.Ja os el guardere petons.MAMA