dimarts, 23 de desembre de 2008

Rumbo al norte conocimos a Viola.

Salimos de Cusco un poco más tarde, rumbo al norte, a Colombia. Nuestro objetivo era pasar las navidades en el Caribe. Inicialmente, nos habíamos dado casi un mes para llegar. Al final nos quedaban poco más de 15 días para recorrer 4.100 km. La cosa prometía y estuvimos preparando nuestros traseros para que aguantasen su ración de autobús. La lástima es que debíamos correr bastante lo que implicaba dejar de lado sitios a los que nos hubiese gustado ir o explorar, aunque fuese de forma superficial. Otra vez será.

Nos lanzamos a recorrer de forma inversa la llamada ruta de los gringos de Perú. Primero pasamos por Arequipa por espacio de unas horas. Una ciudad muy activa y con un centro histórico bonito. Tiene uno de los monasterios, el de Santa Catalina, más lindos que nunca hayamos visto y con una historia realmente sugerente. En sus inicios, fue más un centro de libertad que de devoción, hasta que Pius IX decididió que ya estaba bien de tanto cachondeo. Lástima que nos quedamos sin batería en la cámara, merece la pena verlo. También, nos hubiese gustado ir al Cañon de Cotahuasi, mucho menos turístico que el del Colca, pero que en realidad es el más profundo del mundo y dicen que de una belleza espectacular. Sin embargo, al estar más apartado, necesitábamos algunos días para visitarlo como es debido. Una vez más, en otra ocasión será.

Una nueva noche en el bus y
amanecimos en Ica, ciudad que no tiene nada, excepto que es la zona de producción de vinos y espumosos, caldos que dejan bastante que desear. Desde allí nos fuimos a Huacachina, un oasis en medio del desierto de Ica, de altas dunas de arena fina. Pudimos pasear sobre ellas, ver puestas de sol magníficas, practicar sandboard y adentrarnos en el desierto con un buggy. Ese trayecto fue lo más parecido a un montaña rusa, una auténtica gozada. En suma, una gran gringada, pero divertida. De allí para Lima, una gran ciudad que no nos aportó demasiado. Nos hospedamos en Miraflores, una de las zonas "pijas". Fue un contraste muy fuerte percibir las diferencias entre el Perú rico y el pobre. No vimos demasiado pero comimos los primeros platos de pescado despúes de mucho, demasiado, tiempo. Luego de una noche un poco canalla, nos esperaba otro atobús, esta vez para Piura.

Como casi todo el litoral peruano, Piura está rodeado de un desierto. Sin embargo, tanto en
este departamento como el de Tumbes, más al norte, se encuntran algunas de las playas más lindas de este bonito país. Sin embargo, en Piura no nos paramos para bañarnos, para eso nos dirigíamos al Caribe. Queríamos volver a ver a Valeria y Gabrielle, una pareja de italianos que habíamos conocido en Huaro y que se había marchado hasta Pueblo Nuevo, un pueblecito cerca de la costa. Su presencia se debía a que iban a iniciar distintos proyectos de artesanía e informática apoyando al Párroco, el Padre Daniel, una gran persona. Volverlos a ver fue muy agradable y la constatación de que con ellos ha nacido una nueva amistad. En Pueblo Nuevo observamos con tristeza que hay lugares en el mundo olvidados y donde la injusticia está presente aunque parezca invisible. Aquí, los poderes políticos viven de la corrupción y las corporaciones internacionales, a veces disfrazadas de chivos blancos y supuestamente peruanos, se aprovechan de la necesidad. La gestión del agua, el acceso a la tierra y la propiedad o el desarrollo agrícola sufren cada día alguna manipulación. Muchas veces son vulneradas por un plato de lentejas y lo más triste es que algunos locales, debido a su ignorancia, lo perciben como un avance. Es cuando te das cuenta de la importancia que tiene la vertebración de una sociedad civil fuerte .

Al ladito de Pueblo Nuevo pudimos ver la Iglesia de San Pedro de Colán, que fue la primera construcción religiosa del Pacífico de toda América. En cualquier caso, lo que más nos gustó es conocer en primicia a Viola, la que será hija de nuestros amigos italianos. Muy amablemente ambos nos permitieron ver en directo la ecografía en 3D,
, obviamente desde detrás de un biombo. ¡Pudimos comprobar que tenía sus cinco dedos y todas sus costillas! Emocionante. Con esta noticia nos embarcábamos en un nuevo autobús, rumbo a Guayaquil, Ecuador.

Nuestro períplo ecuatoriano nos dejó bastante decepcionados. Es posible que las prisas para llegar al supuesto paraíso del caribe colombiano nos impidiese disfrutar de lo que vimos. De
hecho, Ecuador es un lugar para visitar su naturaleza y no sus ciudades. Pero nosotros íbamos de camino y la naturaleza siempre necesita dedicación. Fuimos a Cuenca y Quito. Desde allí, agarramos un avión, no podíamos más de tanto autobús, y nos plantamos en Medellín. Entre que es un país más caro (y dolarizado) y con menos calor humano del esperado, nos fuimos de allí con ganas.

Lo que si podimos descubrir es que para este pequeño estado, la emigración es una fuente de ingresos y negocio muy importante. Se ve el impacto que tiene en las familias, en especial en las casa de aquellas que viven en la sierra sur y que se diferencian claramente del resto hogares. Unos son de abode y los otros
con paredes y cierres impecables. También se nota en la economía: los bancos buscan dinero de las familias emigrantes (o con emigrantes) con anuncios en la TV, existen locutorios con cabinas familiares e incluso Correos Ecuatorianos anuncian que por Navidad permiten mandar cuyes (conejos de indias - aquí se comen -) a sus allegados en la diáspora.

La salida aérea de Ecuador fue agitada. Por primera vez en nuestra vida nos registraron las maletas, en el aeropuerto de salida, cuando ya estaban facturadas. !Qué ganas de salir!!!! Y al fin, llegamos a Colombia.

Fotos Arequipa:

http://picasaweb.google.es/ankor73/AREQUIPA02#


Fotos Ica / Huacachina

http://picasaweb.google.es/ankor73/ICAHUACACHINA#

Fotos Piura

http://picasaweb.google.es/ankor73/PIURA#

Fotos Cuenca y Quito

http://picasaweb.google.es/ankor73/CUENCAYQUITO#

4 comentaris:

Pepa ha dit...

He llegiy el vostre comentari ,m'ha agradat molt he tingut una mica d'enveja el veura les fotos del convent d'AREQUIPA pero no es pot matar tot lo que es gras FELIÇ ANY NOU I UAN BONA TORNADA fins aviat petons

microbi ha dit...

EN BARRANQUILLA SE BAILA ASI HEY!
se que no passeu per Barranquilla, pero la Shakira i una amiga meva son d'alla...i és la unica cançó de colombia que em se!!!

BON ANY NOU!!
un petó.
I bon voyage de tropocientas mil hores a NZ!
muah!

anna ha dit...

És un plaer disfrutar dels vostres escrits i meravelloses fotografies. M'ajuden a volar...Quanta riquesa acumulada en aquests mesos de viatge lent! Tindreu records i imatges amagatzemades per la resta de la vostra vida. Qeè bé!
Molt bona entrada d'any!!! i la continuació del viatge
anna moretó

Merce ha dit...

Bon any xaval.lotes!!!

Demà arribaran els reis al carrer Anglí. Tothom té posada una sabata per a veure si li deixen alguna cosa. Faltaran les vostres. Però ben mirat el millor regal que podeu tenir és el d’aquest viatge tant esplèndid.
Un petó.